PEÑA DE LOS BUEYES DESDE VILLANUEVA DE LA TERCIA

SUBIDA A LA PEÑA DE LOS BUEYES O ALTO DE CURRILLOS DESDE LA VILLANUEVA DE LA TERCIA Y BAJADA POR MILLARÓ


La Peña de los Bueyes o Alto de Currillos es una cima de casi 2.000 metros de altitud (1.945), cercana a Camplongo y la ruta hasta la misma podría hacerse desde el mismo pueblo aunque las subidas más habituales son desde la Collada de Cármenes, desde Millaró o incluso desde Villanueva de Pontedo.

En este caso describimos su ascensión (y enlazamos el track) desde la Carretera Nacional 630 a la altura de Villanueva de la Tercia, sin sendero y todo entre rocas que iremos sorteando o cruzando por entre las mismas cuando resulta más o menos asequible, aprovechando de vez en cuando para trepar a alguna de las peñas que vamos encontrando.
Por tanto no es una ruta apta para todo el mundo ya que además de los casi 800 metros de desnivel a superar y de la ausencia de sendero claro, si seguimos exactamente el track, tenemos algunos pasos donde es necesario el uso de las manos para hacer alguna trepada o algún sencillo destrepe. Esó si, disfrutaremos durante todo el recorrido de un bonito paisaje con rocas de diversas formas y unas buenas vistas hacia los valles cercanos y a los pueblos de los mimos (Villamanín, Barrio, Velilla, Fontún, Busdongo, Rodiezmo, Ventosilla, Villanueva de la Tercia, Millaró...). La ruta puede llevarnos sobre unas 5 horas.

Cima de la Peña de los Bueyes. De fondo el Brañacaballo a la izquierda de la cruz y el Pico de la Laguna a su derecha

Para iniciar el recorrido debemos desplazarnos desde nuestra casa rural en Camplongo, unos 3 kilómetros en coche (o andando si nos encontramos sobrados de fuerzas), hasta tomar el cruce que desde la N-630 sale hacia Millaró, donde aparcaremos al poco de cruzar el paso por debajo de la vía del tren, al lado de la planta de una cantera.



Punto de inicio de la ruta al lado de la cantera de Millaró donde aparcamos
Después de aparcar comenzamos a caminar en dirección a la carretera por donde hemos venido que dejamos a poco para dirigirnos por un sendero que sale a nuestra izquierda hacia la vía del tren, que cruzaremos primero por la misma y luego por encima del túnel de Villanueva para iniciar la ascensión por el cordal.

Camino o sendero por donde abandonamos la carretera hacia la vía del tren


Cruzamos la vía para comenzar la subida hacia la izquierda por encima del túnel, con Villanueva de la Tercia a la vista


A medida que vamos ganando metros de altitud vemos atrás Villanueva de la Tercia, la carretera nacional, la vía del tren y la cantera donde hemos dejado el coche.

Peñalaza a nuestra espalda

Villanueva de la Tercia

Pasos entre rocas donde algún haya intenta sobrevivir


La carretera, la vía del tren y la cantera donde iniciamos la ruta






La ruta discurre por el cordal que de forma más o menos directa nos lleva primero hasta la Peña del Águila y luego hasta la Peña de los Bueyes. En algún caso caeremos un poco hacia la derecha y en otros a la izquierda del cresterío para transitar por los paso más sencillos.

A lo largo de casi toda la subida caminamos al lado de todo un universo de rocas de diversas formas y tamaños y que en algún caso parece que han sido colocadas a mano o que están a punto de caerse.

Con el Fontun de fondo







Ventana al Fontún y Machamedio



Tenemos también casi siempre a la vista alguno de los distintos pueblos de los valles de la Tercia y Arbás, divisando desde algún punto unos cuantos a la vez.

Villanueva de la Tercia

Villanueva de la Tercia y Rodiezmo al fondo

Valles de la Tercia y Arbas a la izquierda, Peñalaza en el centro y a la derecha Busdongo


El Fontún y el Cueto San Mateo de fondo. En el Valle Barrio, Velilla, Fontún y Villamanín


Una vez que llegamos a la Peña del Águila, casi en lo alto del cordal continuamos pegados a una alambrada en dirección Este hacia la Peña de los Bueyes.

Llegando a la Peña del Águila

Cima de la Peña del Águila (1.898 metros)

Cordal desde la Peña del Aguila a la de los Bueyes


Y una vez que llegamos a su base la dejamos a nuestra izquierda, pasando por debajo de su cara sur donde el acceso a la cima es casi imposible. Una vez sobrepasada y a la altura de una peñón que con un poco de imaginación puede recordarnos a un cangrejo o un dragón con dos cabezas, pasamos por entre las rocas, sin dificultad a la vertiente norte.


Zona por donde cruzamos a vertiente norte


Y una vez en la vertiente norte ya solo nos queda subir unos metros hasta cima para lo que tendremos que ayudarnos un poco de las manos, sobre todo por seguridad, ya que con la roca seca y sin nieve o hielo no supone gran dificultad. Y ya en la cumbre que dispone de cruz y buzón tenemos vistas al Brañacaballo, Ubiñas, Polvoreda, Bodón, Tres Marías, Barragana.....

Vistas hacia la Pájara y Cellón (a la izda.) y Brañacaballo (a la derecha)

Vistas hacia Villanueva de Pontedo. Al fondo Bodón y Polvoreda  o Correcillas


El Macizo de Ubiñas sobresaliendo entre el mar de nubes


Para el descenso lo hacemos hacia el valle del Arroyo de las Brañas, y entre vacas y caballos llegamos a la pista de tierra por la que llegamos a Millaró.




Bajando hacia Millaró  desde la Peña de los Bueyes

Por la pista que baja a Millaró con el Brañacaballo al fondo



Cruzando Millaró





































Y desde Millaró tenemos un tramo por carretera asfaltada hasta el aparcamiento aunque el paisaje a ambos lados del asfalto no desmerece.





Llegando al fin de la ruta con Peñalaza de frente.























































Mapa y track de la ruta















Enlace al track en Wikiloc:

Powered by Wikiloc


MILLARO DE LA TERCIA - PICO BRAÑACABALLO O CUETO MILLARÓ - CAMPLONGO DE ARBAS

TRAVESÍA DESDE MILLARÓ CON SUBIDA AL PICO BRAÑACABALLO Y FINALIZANDO EN CAMPLONGO

El Pico Brañacaballo o Cueto Millaró es una cumbre cercana y visible desde Camplongo, desde la carretera entrando en el pueblo o simplemente subiendo hasta el cementerio. Con sus 2.187 metros representa la mayor altitud de la montaña central leonesa.

El Pico Brañacaballo desde Camplongo todavía con nieve algún año a finales de mayo

Muy frecuentado por montañeros y senderistas tanto en verano como en invierno, llegar a su cima no representa gran complicación salvo el esfuerzo necesario para superar el desnivel que supone llegar a la cumbre, suave y redondeada.

Cima del Brañacaballo visto desde la Carba

Son además varios los puntos desde donde podemos partir para coronar su cima; desde Tonín, Piedrafita, Camplongo o como vamos a describir en este caso desde Millaró de la Tercia para bajar luego hacia Camplongo y hacer así una ruta más entretenida y aprovechar las diferentes vistas que tendremos a la subida y a la bajada.

Para iniciar el recorrido tendremos que desplazarnos en coche desde Camplongo hasta Millaro, unos 5 kilómetros, aunque también podría hacerse en sentido inverso ya que la dificultad no varía mucho.



Una vez en Millaró, antes de llegar a un transformador eléctrico y a las primeras casas del pueblo, a mano derecha tenemos un buen sitio para aparcar y dejar el coche.

Carretera que llega a Millaro, donde termina

Cruzamos el pueblo por la calle principal hasta el final de la misma, dejando a nuestra izquierda una fuente donde podemos aprovisionarnos de agua.



Dejamos atrás las últimas casas de pueblo y enlazamos ya con la pista por la que de forma suave iremos salvado la mayor parte de los más de 800 metros de desnivel que tenemos hasta la cima.



Con el Brañacaballo ya a la vista




Subiendo por la pista. Al fondo la Peña de los Bueyes
Millaró va quedando muy atrás
Tras unas cuantas vueltas y revueltas llegamos por la pista muy cerca del Collado Farramedal y subiendo un poco por el descampado podemos divisar hacia el otro lado del valle Villanueva de Pontedo, el Hayedo de Canseco o algunos picos como el Bodón o el Cueto Cabañas.

En el Collado Farramedal
Continuaremos subiendo por la pista hasta llegar a unas cuadras ganaderas que veremos a nuestra izquierda en la Llana de Gustomil.

El Brañacaballo casi siempre a la vista en toda la subida

Cuadras donde dejamos la pista para iniciar la subida por el monte

Y una vez que llegamos a la altura de las cuadras, dejaremos la pista para comenzar a subir por el monte, sin un sendero muy claro pero con numerosas trazas del ganado que nos permiten caminar con comodidad aunque ahora ya el terreno es un poco más pendiente. Debemos dirigirnos hacia un collado situado entre el Alto de Sexteo y el Brañacaballo que tenemos siempre a la vista.

Collado entre el Alto de Sexteo y el Brañacaballo. Al fondo la Peña de la Laguna sobre el puerto de Piedrafita


Y desde este collado nos queda ya poca distancia para alcanzar la cima aunque tenemos por delante el tramos más duro en cuanto a pendiente.

Ultimo tramo de subida desde el collado. A la derecha del Brañacaballo vemos la Carba

Llegando a la cima. A la izquierda en el valle de Riosal, Piedrafita la Mediana
Y ya en la cumbre, en un día claro, tenemos buenas vistas hacia cualquier lado.

Vértice geodésico en la cima del Brañacaballo o Cueto Millaró

Vistas hacia el embalse de Casares

Desde la Cima vemos el Cuadro, Robequeras, Estorbín, Campas Tiñosas,....


Vistas hacia el Puerto de Pajares con las Ubiñas a la derecha
Tras reponer fuerzas en la cima, para llegar a Camplongo, tenemos que descender casi 1.000 metros de desnivel. 
Bajaremos en dirección oeste, hacia la pista que comunica Tonín con Millaró y con Camplongo, por Braña Vieja, monte a través sin un sendero muy claro, aunque por una zona que se camina bien y sobre todo ahora que, donde los piornos y el brezo eran más altos, el fuego acabó con ellos no hace mucho.

Bajando por terreno cómodo con Peñalaza a la izquierda

Macizo de Ubiñas al fondo y por delante el Cellón y la Pájara

Bajando por el cresterío de la divisoria de aguas 

Bajando hacia Camplongo por monte quemado, llegando a la pista, con el Brañacaballo al fondo


Tras cruzar la pista seguimos por los restos del cierre que separaba los montes de Tonín de los de Camplongo para ir hacia unos peñones que vemos de frente y que dejamos a nuestra derecha y desviarnos luego hacia la izquierda para enlazar con pista que baja hasta el pueblo.


Peñalaza de frente

Camplongo ya  a la vista. Tambien vemos Peñalaza, La Carbona y Celleros por detrás

Camplongo

Por el camino, un poco antes de llegar al Collado el Pozo, encontramos, como casi siempre por esta zona, algunos amigos que salen a saludarnos. Si son mansos no hay problema, si vemos que se ponen serios, mejor dar un rodeo.



El último tramo, podemos tomar un atajo dejando la pista a nuestra derecha y bajando campo a través en dirección al puente y a la iglesia de Camplongo.




 Y tras cruzar el puente que salva el Río Camplongo, finalizamos el recorrido en Casa Peñalaza después de haber recorrido unos 13,5 kilómetros en unas cinco horas y media.














































































Powered by Wikiloc