FAEDO (O HAYEDO) DE CIÑERA Y HOCES DE VILLAR

FAEDO DE CIÑERA Y HOCES DE VILLAR

Ciñera es un bonito pueblo situado en la margen izquierda de la Carretera Nacional 630 si salimos de Camplongo en dirección a León. Dista tan sólo 13 kms. de nuestra casa rural.



Ciñera cuenta con un pequeño bosque mágico, de cuento, (El Faedo) que ha sido premiado en el año 2007 con el premio al Bosque mejor cuidado de España  que otorga la organización Bosques sin Fronteras y la Fundación de la Biodiversidad. Entre sus hayas cuenta con Fagus, un arbol centenario al que se le estiman unos 500 años de vida.





















Para hacer la ruta de visita al Faedo o Hayedo de Ciñera y Hoces de Villar podemos elegir entre varias alternativas entre las que destacan las siguientes:
- De Ciñera a Villar del Puerto (o incluso hasta Valporquero).
- De Ciñera a Villar del Puerto con regreso por la Vid.
- De Ciñera al Faedo y Hoces, con regreso por el mismo camino.
- De Ciñera al Faedo y Hoces con regreso subiendo por las cercanías del pozo minero y la pista que baja a ciñera. Esta última es la que corresponde con el track de wikiloc que enlazamos y la que a continuación proponemos.

Salimos de Ciñera desde la plaza de la iglesia (o desde donde aparquemos el coche), siguiendo los indicadores que señalizan el inicio de la ruta,

























Una calle asfaltada nos conduce hasta el pabellón de bolos que dejaremos a nuestra izquierda, al igual que el cementerio y unas naves ganaderas, ahora ya por un camino de tierra. Siguiendo este camino, cruzamos un puente, con lo que el arroyo de Ciñera o de Villar quedará por el momento a nuestra izquierda hasta llegar a una explanada donde haremos la primera parada para ver, a través de una verja, la reproducción de una bocamina, convertida en pequeño museo de utensilios del oficio minero y en capilla. Junto a la bocamina veremos también varias vagonetas usadas en la explotación para bajar a los mineros a los pozos o para transportar el mineral.


 Continuando la ruta, pasaremos junto a una vieja construcción de piedra, utilizada actualmente como establo y al lado de la cual nos podemos encontrar un mastín vigilante. Tendremos que cruzar de nuevo el río a través de un puente de hierro y piedra

























Aquí se acaba el camino que pasa a ser una pasarela de madera, luego sendero y de nuevo pasarela de madera por entre el Faedo y las hoces.
Tras la primera pasarela sobre el cauce del rio llegaremos a una zona donde podemos continuar por el sendero o cruzando un par de pequeños puentes, atravesar por una pradería acondicionada como merendero.
Y así después de algo más de dos kilómetros de camino nos introduciremos propiamente en el hayedo a través de un puente construido con restos de antiguos enseres propios del trabajo de la minería tan presente en la zona.

























A través del hayedo se recomienda no abandonar la pasarela construida para no dañar el medio. Aquí podremos observar el arroyo a nuestra izquierda y las hayas a ambos lados. Junto a Fagus, podemos parar a leer la leyenda de la bruja Haeda que nos cuenta el origen del carbón en la comarca.





























Una vez atravesamos el hayedo y tras cruzar de nuevo el río por un puente de madera, entraremos en el desfiladero que forman as Hoces de Villar. Tras el puente, el sendero continua por escaleras escavadas en las rocas resbaladizas y por la propia roca. En está zona debemos andar atentos ya que la roca está muy pulida de la gran cantidad de gente que la pisa y es recomendable utilizar el pasamanos de gruesas cadenas de hierro que han anclado en la pared para facilitar y hacer más seguro el paso.


Una pasarela sobre  el arroyo, que en verano lleva poca agua, nos permite atravesar las hoces. Al final de las mismas y cuando el pasadizo se acaba podemos iniciar el camino de regreso, sentarnos a descansar sobre las rocas si elegimos el lado izquierdo del río o continuar hacia Villar del Puerto si optamos por dejar el arroyo a nuestra izquierda, y parar a ver las pozas que el agua ha esculpido en la roca con el paso de los siglos. Para continuar hacia Villar del Puerto tendríamos que cruzar un nuevo puente de madera en una zona donde los mineros de Villar o Vegacervera que bajaban a trabajar a Ciñera en alguna ocasión se dejaron la vida como consecuencia de las riadas o los aludes.





















































































Para el regreso a Ciñera, desde las Hoces de Villar, volvemos por el camino de ida atravesando de nuevo el hayedo y el merendero hasta cruzar el puente de hierro y piedra, donde, tras dejarlo atrás, subiremos por un pendiente camino hasta alcanzar un llano, que antecede a la entrada de un pozo minero. Desde aquí tomaremos una pista que queda a nuestra derecha para bajar de nuevo al pueblo, punto de inicio y fin de la ruta, y que nos permite tener unas estupendas vistas de la cresta o arista que separa Ciñera de La Vid.



























Posiblemente la mejor época para hacer esta ruta sea el otoño, que es cuando los hayedos alcanzan su mayor colorido, pero podemos estar seguros que la visita al Faedo, no nos defraudará en ninguna estación del año.
Para muestra lo que nos podemos encontrar si la visita la hacemos en invierno después de una buena nevada:































Mapa de la ruta



















Enlace al track de la ruta en wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario