EL BODÓN DESDE LLAMAZARES (VALDELUGUEROS)

El Pico Bodón, de 1.960 metros de altitud, es sin duda una de las cumbres mas emblemáticas de la cuenca del Río Curueño. Es otra de esas montañas elegidas en una encuesta realizada por la Asociación Leonesa de Escaladores entre las 10 más bonitas de León.

Su nombre significaría algo así como "victorioso" o "dominante" ya que desde su cima las vistas en un día claro alcanzan todo el valle de Valdelugueros, Valverde de Curueño y mucho más a lo lejos si miramos en otras direcciones. Aunque, según la leyenda, también existiría el Dios Bodo, el "victorioso" al que adoraban las tribus cántabras y astures y que moraría en esa cumbre, que de ahí tomaría su nombre.
Desde cualquiera de las poblaciones del valle su figura llama la atención
El Bodón desde Tolibia de Abajo

El Bodón desde Lugueros
A la izquierda, la cima del Bodón visto desde LLamazares
Para subir a su cima son varios los lugares desde donde puede hacerse aunque las más habituales son desde Valverde de Curueño,  a través del Collado Valverde (por el sur), desde Lugueros o desde Llamazares (por el norte) que es la que a continuación describimos.

Para llegar hasta Llamazares desde Camplongo tenemos unos 40 kms. pero la visita a través de las Hoces de Valdeteja (o del Curueño), pasando por el bonito pueblo de Lugueros, merecería la pena aunque no fuera para subir al Bodón.


Entrando en Llamazares, al pasar las primeras casas, giraremos hacia la izquierda para cruzar el Río Labias, en coche por un pequeño puente, donde, al otro lado, tenemos un buen sitio para aparcar al lado de unas pistas de tenis y desde aquí ya tomamos el camino por el que transcurre el inicio de la subida.
La primera parte del recorrido coincide con la ruta señaliza que va "De LLamazares a Redilluera", por buen camino, en dirección sur y que pasa primero al lado del cementerio para continuar luego entre arboledo con pinar a nuestra izquierda hasta llegar a un cruce donde hacia la derecha se continúa para Redilluera y a la izquierda por donde iremos, hacia el Bodón.


Saliendo de LLamazares


Hayedo de Llamazares por debajo del Collado Valverde


Nada más tomar el desvío que va al Bodón, a la izquierda ya veremos una cuadra ganadera en un pequeño collado y a la derecha un estupendo hayedo con el Collado Valverde y el Cueto Cabañas por encima.


Camino que va a Redilluera con el Cueto Cabañas entre la niebla sobre el Hayedo de Llamazares

Cruce de caminos
Continuaremos por la pista de tierra en dirección este durante algo más de un kilómetro hasta encontrar una roca grande que hace las veces de hito donde debemos dejar el camino para subir hacia el monte entre algunas hayas, piornos y otros arbustos.


Roca-Hito que nos marca donde debemos abandonar la pista para iniciar la subida.
Tras avanzar por terreno pendiente en medio de los matorrales durante un rato, en dirección sur, y donde si tenemos suerte podremos encontrar algún hito que nos guíe, llegaremos a un sendero ya más claro que va hacia nuestra izquierda y por el que llegamos hasta los restos de un viejo corral.

Corral en ruinas donde el sendero se bifurca
Desde el corral, tras dejarlo a nuestra derecha, tenemos dos opciones. La primera sería coger un sendero que sale en diagonal, a la derecha, bastante bien hitado, y que  nos llevaría hasta La Cuevona que precede al Bodón (por aqui haremos la bajada). La otra opción y que es la que se marca en el track que se enlaza, se trata de seguir el sendero que sin ganar altura nos lleva primero hasta un hayedo que cruzaremos, luego pasaremos por un pequeño bosque de pinos jóvenes para volver a introducirnos en el hayedo, que atravesamos sin subir por el mismo, hasta encontrar un canal bastante pendiente y estrecho al principio, que nos llevará hasta La Cuevona.
Lugueros en el valle que va quedando a nuestra izquierda

LLamzares entre la niebla, antes de entrar en el hayedo

El sendero que nos adentra en el hayedo

Cruzando el hayedo



Comenzando la subida por la pendiente canal después de cruzar el hayedo

Canal que sube a la Cuevona y al Bodón
Cima del Bodón con la Cueva que dejaremos a nuestra derecha en la subida
Canal de subida llegando a la Cuevona
Llegando a la Cuevona o Cueva de las Horas (Se llama así así porque las gentes del valle dicen que sabían la hora por la sombre del sol en la cueva), con unos impresionantes arcos de roca, dejaremos ésta a nuestra derecha para llegar a un pequeño collado sobre la misma desde el que continuamos hacia la izquierda, con precaución, hasta la cima, en los últimos metros por su cara sur
Cima del Bodón (1.960 metros)

Buzón de cumbres entre la niebla
Desde la cima con tiempo despejado tenemos muy buenas vistas pero el día al que corresponden las fotos la niebla apenas dejó ver nada hasta iniciado el descenso. 

Para el regreso, pasamos por detrás de La Cuevona y bajamos por una estrecha canal que la deja otra vez a nuestra derecha y luego en vez de descender por donde subimos, lo hacemos por un sendero bien hitado, que en diagonal nos lleva desde la cueva de las horas hasta los restos del corral por el que pasamos en a subida.

A partir del corral volvemos a Llamazares por el mismo lugar que a la ida. Ahora, ya sin apenas niebla, las vistas sobre el valle, con el hayedo en todo su esplendor, eran impresionantes.



Lugueros en el fondo del valle

Y durante el descenso al mirar atrás ahora casi sin niebla vemos la cumbre del Bodón y La Cuevona

El Bodón

La Cuevona

Algunos hitos marcan el sendero a seguir

Y también vemos el valle a nuestra derecha, Lugueros, LLamazares, Redilluera...


Bajando vemos Llamazares y Redilluera y la pista y la cuadra por donde tenemos que volver

Lugueros

El cordal rocoso a nuestra izquierda

De nuevos vemos el Collado Valverde y el Cueto Cabañas al volver

Esta ruta, de unos 8 kilómetros, nos puede ocupar unas cuatro horas y media a un ritmo no muy alto.
Mapa de la ruta y enlace al track en Wikiloc
 Enlace al track de la ruta en Wikiloc (con algunos errores)

No hay comentarios:

Publicar un comentario