FAEDO DE CIÑERA Y HOCES DE VILLAR CON REGRESO A CIÑERA POR LA ARISTA QUE LA SEPARA DE LA VID

El hayedo de Ciñera, (El Faedo) y las Hoces de Villar, son visita casi obligada para quienes se acerquen a la comarca del Alto Bernesga,

Situado e unos 13 Kms de nuestra casa rural en Camplongo, nos permite disfrutar de un pequeño pero bonito bosque que cuenta con una de las hayas más antiguas de la zona (Fagus), con mas de 6 metros de perímetro, 23 de altura y 500 años de vida y que en el año 2007 fue distinguido con el premio "Árbol de Año" por Bosques sin fronteras.

Fagus, el haya "estrella" del Faedo


La ruta comienza en el entorno de la iglesia de ciñera donde aparcaremos el coche.



Iglesia de Ciñera































Continuamos luego a pie por la calle que sale de la plaza de la iglesia en dirección al pabellón de bolos y al cementerio que dejaremos a nuestra izquierda ya por camino de tierra y grava, al igual que la arista que separa Ciñera de La Vid y veremos siempre en lo alto a nuestra izquierda hasta llegar al hayedo.

Bolera y pista donde empieza la ruta


Cementerio de Ciñera que dejamos a la izquierda

En lo alto la arista por donde regresaremos



Tras cruzar un puente sobre el río Villar, (hasta aquí el camino aún es apto para coches, aunque está prohibido el paso salvo para determinados usos), llegamos a un llano donde encontramos una bocamina habilitada como ermita que nos recuerda las labores y utensilios propios de la minería.





Al poco de dejar esta explanada y a nuestra izquierda unas cuadras cada vez más deterioradas  así como el sendero que nos llevaría al castillete minero del Grupo Ciñera, llegamos a un bonito puente de piedra a partir del cual un pasadizo de madera sobre el río nos conduce hasta la zona del merendero.














Zona del merendero donde contamos con mesas y bancos para sentarnos a reponer fuerzas si fuera necesario aunque el camino recorrido hasta ahora no parece que lo haga necesario







Pasamos varios puentes de madera y entramos en lo que propiamente es el hayedo, muy cuidado y acondicionado para facilitar el trabajo a los visitantes, y que además cuentas con varios paneles explicativos de lo que nos vamos encontrando.









Y al final de la zona de bosque entramos en el desfiladero de las Hoces de Villar, donde el río a lo largo de los años ha ido labrando las rocas y configurando un espectacular paisaje.
En esta zona hay que tener precaución, sobre todo con niños, ya que la roca de tanto pisarla puede estar un poco resbaladiza. No obstante hay cadenas a modo de pasamanos para hacer más fácil el paso y una pasarela de madera sobre el propio río.

Entrando en las hoces



Hoces de Villar


Sendero por donde se continúa hacia Villar del Puerto o Valporquero




Una vez que llegamos a las Hoces de Villar podemos dar la vuelta y volver por el mismo camino hasta Ciñera pero en este caso, en el track que se enlaza, para hacer la ruta un poco más entretenida y con mejores vistas, la vuelta hasta el pueblo, la haremos por la arista que separa Ciñera de La Vid.

Para ello, una vez pasadas la hoces, cruzamos el último puente de madera e iniciamos la subida, por terreno bastante pendiente, por el sendero que va a Villar del Puerto y que abandonaremos a media subida, por su izquierda, para cruzar en diagonal hacia un arroyo, seco normalmente, que baja de la carretera que une Vegacervera con La Vid y por donde subiremos hasta la Collada de Villar aunque sin salir a la carretera.

Puente que cruza el Río Villar hacia Villar del Puerto


Subida en dirección a la Collada de Villar

Podemos encontrar algunos hitos o marcas para seguir el camino

Mirando atrás subiendo hacia la Collada de Villar vemos la zona donde debemos dejar el sendero que va a Villar del Puerto

Después de pasar a la altura de la Collada de Villar, iniciamos de nuevo la subida en diagonal hacia la arista, con la carretera a nuestra derecha. Hay hitos de piedra y a veces tacos de madera, seguramente marcando del recorrido de la carrera Biosfera Trail, que nos indican el mejor camino a seguir

Abajo la Collada de Villar



Subiendo hacia la cresta

Una vez en la arista disfrutamos de las mejores vistas. A nuestra izquierda el paisaje conformado durante años por las labores mineras, desgraciadamente para los habitantes de la zona, hoy prácticamente paralizadas. A nuestra derecha La Vid y el hayedo que tiene por encima, además de las cumbres que bordean la carretera que sube al Puerto de Pajares. Vemos también el tunel de La Gotera sobre el que se asienta la Ermita de San Lorenzo.

Arista por la que volvemos a Ciñera. A su derecha La Vid

El paisaje modelado por la minería

Pistas mineras y por detrás el Cueto San Mateo


Ciñera a la izquierda, La Vid a la derecha

A nuestra izquierda encinas sobre el camino que lleva de Ciñera al Faedo

A nuestra derecha hayas






Ciñera

La Vid y La Gotera con su tunel

A medida que vamos avanzando por la arista parece que ésta se va afilando cada vez un poco más, pero es sólo una impresión óptica ya que por la misma o bien a su derecha o a su izquierda hay bastante buen sitio por donde caminar. Aún así en un par de sitios puede que tengamos que hacer uso de las manos, mas que nada, para no perder el equilibrio o en un muy sencillo destrepe.


Ciñera y más a su izquierda comienza a asomarse Santa Lucia

Y al final de la arista encontramos el tramo más pendiente del recorrido para bajar hasta Ciñera, pasando por la cruz que preside el pueblo y por una cueva.

La cruz de Ciñera



Llegando a Ciñera




Sin muchas paradas esta ruta puede llevarnos unas 3 horas y la distancia a recorrer algo menos de 7 kilómetros.

Mapa de la ruta y track de la misma en Wikiloc:

Mapa de la ruta
























Powered by Wikiloc

No hay comentarios:

Publicar un comentario